Historia - La Ultra Fiel - Club Deportivo Olimpia

Loja Barra Brava - Hinchadas de Fúbol Camiseta Barra Brava - Hinchadas de Fúbol Ranking oficial barra brava hinchadas de fútbol Ranking de hinchadas

Historia de la barra brava La Ultra Fiel y hinchada del club de fútbol Club Deportivo Olimpia de Honduras

La historia de las barras bravas en Honduras comienza alrededor del año 87 cuando un grupo de jóvenes entraban al Estadio Nacional por Sol Sur. En cada partido de OLIMPIA, estos jóvenes ingresaban acompañados de banderas, bombos y trompetas, este grupo se hacia llamar la barra del LEON y su ubicación era en el lado derecho de la parte central del sector de Sol. La forma de aliento de estos muchachos era nada mas gritar el nombre del equipo, hacer sonar los bombos y trompetas, y ondear las banderas a lo largo del partido.
Esta forma de aliento en el Nacional dura hasta el año 95, ya que alrededor de esa fecha empieza a nacer la más importante hinchada del país.

Con la llegada del arquero argentino Carlos Pronno al plantel de OLIMPIA, la manera de alentar al equipo empieza a cambiar, ya que el trae al país las ideas y el estilo de aliento de las barras Sudamericanas. Al ver que el equipo tenia su sede en Tegucigalpa y que era donde tenia sus seguidores en forma agrupada acude primero a los integrantes de la Barra del León también llamada Barra Brava, que era liderada por Marcio Domínguez. Ante la negativa de estos por motivos que se desconocen, Pronno decide acudir a los seguidores de San Pedro Sula, entregándoles cintas con cantos de aliento al estilo argentino y compartiendo con ellos ideas para que el ALBO sintiera el verdadero apoyo desde las gradas.

Es así que alrededor del año 95 Jiménez y Leandro fundan la ULTRA FIEL San Pedro Sula, que es la pionera en Honduras en cantar, poner trapos, tirar papel picado, rollos y hacer salidas al equipo. La ULTRA FIEL de San Pedro es la que viaja a casi todos los partidos del OLIMPIA en cualquier cancha del país distinguiéndose por saltar descamisados y agitando sus camisetas al aire. Es en uno de esos tantos viajes que en la cancha de Siguatepeque conocen a Omar “El Presi”(QEPD) y Geovanny Cáceres y por medio de ellos es que se empieza a formar la ULTRA FIEL Tegucigalpa.

La hinchada en Tegucigalpa comienza a nacer el 20 de mayo del año 98, 5 dias después del viaje a Siguatepeque nos reunimos en el Hotel Alameda con lideres de la ULTRA FIEL de San Pedro Sula, para acordar la fecha de juramentación de la barra de Tegucigalpa, donde se acordó que seria el 20 de Junio del 98. Al llegar el día 20 de Junio, 4 integrantes de la UF de San Pedro vinieron a Tegucigalpa para llevar a cabo la juramentación de la barra en la colonia San Miguel, donde ese dia se celebro ese acontecimiento hasta el amanecer. Al siguiente día se debutó oficialmente como barra ULTRA FIEL Tegucigalpa en un partido contra Marathón. De a poco se empieza a juntar integrantes, al principio se dependía mucho si venían los de San Pedro y éramos unos cuantos locos con un sueño, hacer crecer la barra. El primer año todo marcha muy bien, una vez fundada la barra todo mundo quería ser parte de ella. Tanto hinchas como patrocinadores empiezan con bastante fuerza y gracias a esto se reúne un buen numero de gente que llegaba de todos los rincones de Tegucigalpa y que empiezan a acostumbrar a los aficionados normales y al equipo con su presencia y aliento partido a partido.

Las salidas que se le hacían al equipo eran algo que nunca se había visto en el país con los miles de rollos que se tiraban por partido, el papel picado, los extintores cuando el partido era de día y las bengalas cuando era de noche, esta manera de alentar que tenían los muchachos de la ULTRA FIEL, fue rápidamente imitada más no igualada por las aficiones de otros equipos de la liga.
En cuanto a los patrocinadores muchas empresas privadas eran fuertes aportadores, todo el mundo tomo como la barra como lo que estaba de moda en la capital. Cabe destacar que a pesar del apoyo de algunos patrocinios la directiva del club nunca ofrecio ninguna ayuda para la barra de Tegucigalpa, lo poco que se obtuvo de ellos fué unos pergaminos para el bombo y en un par de ocasiones el pago de los buses para los viajes al interior. Los primeros 2 viajes de la barra se realizaron en la incomodidad de un carro pick-up, estos fueron a San Pedro Sula y Siguatepeque, donde en el viaje a San Pedro tuvimos la pequeña desgracia que se extraviara un integrante de 13 años al que se localizó hasta el día siguiente del partido y se pudo regresar sin ningún problema.

Pero al mismo tiempo que esto pasaba se empiezan a dar muchos problemas y desacuerdos entre los que dirigían la barra. En varias ocasiones se daban choques de ideas entre los jóvenes que la componían y los encargados de llevar la barra que eran los adultos. A finales del año 99, la barra se divide por un grupo de integrantes(en su mayoria adultos) que estaban en desacuerdo por la forma en que se manejaba la barra en ese momento y decidieron marcharse y formar la 12 Olimpista, barra que comienza con gran fuerza jalando a un 80% de los hinchas de la ULTRA y a todos los patrocinios que esta tenia.

Debido a esta división se viene la parte mas dura y critica de los FIELES, la 12 había atraído la mayoría de gente que estaba en la UF ya que ellos tenían apoyo de la directiva y patrocinadores y conseguían entradas para sus integrantes, el único apoyo que se tenía en la barra era el de sus propios hinchas y de esa forma es que nace el amor inexplicable hacia la barra y el equipo y nos volvemos un grupo independiente. Pero los de la 12 no tomaron en cuenta que los que quedaron en la ULTRA eran los que tenían mas conocimientos en cuanto a hinchadas se refiere y los que tenían las ideas innovadoras para hacer sentir la barra en el tablón. Los pocos hinchas que quedaron juraron no dejar morir a la ULTRA nunca y esforzarse a lo máximo por hacerla crecer. En estos días los FIELES eran alrededor de 30, a veces nos marchábamos del estadio desilusionados por el poco numero de integrantes que llegaban, pero contentos por el aguante y las ganas de crecer que tenían cada uno de los hinchas.

En esta nueva etapa comenzamos a trabajar con mucho sacrificio y dedicación y sobre todo mucho amor a la barra. En esos días el Club llegaba siempre a las finales, se ganaban y perdían campeonatos pero las perdidas lo único que hacían era volvernos cada vez más FIELES porque a pesar de todo lo que pasara siempre estábamos en la grada de Sol partido a partido, como si fuese una droga, demostrando que la grandeza del Club y de su hinchada se demostraban en la adversidad. Poco a poco se va jalando gente nueva que se acercaba a la grada de los FIELES, se va haciendo una hermandad que crecía a gradualmente, de esta manera empieza a tomar fuerza de nuevo y a todo hincha que entraba a la FIEL, lo primero que se le inculcaba era el amor al equipo y jamás traicionar a la hinchada.
A todos los que se fueron con la 12 se les odiaba de igual forma que a un puto de los kutes, pero al año de haberse fundado la 12, como por arte de magia desaparece, y mucha gente que estaba ahí quiso volver a la UF. Todos los que regresaron tenían que soportar una trifulca de golpes de toda la banda y debían quemar sus identificaciones de la 12 y rompiendo sus camisas con el numero 12 como requisito, solamente de esa manera podían volver. Sumándose la gente que volvía de la 12 los FIELES cada vez son más, aunque todavía no alcanzábamos copar hasta arriba nuestro sector.

Con mucho esfuerzo y ganas de hacer crecer la banda, y después de pasar ese mal momento se organizan nuevamente los viajes a canchas del interior, apenas llenábamos un pequeño bus de 20 personas pero de a poco volvian los viajes como antes se hacían.

En el año 2001 OLIMPIA va a jugar una cuadrangular de CONCACAF en San José, Costa Rica, los de San Pedro organizan el viaje y convocan a la banda de Tegucigalpa. Se lleva un bus hacia tierras ticas para alentar al ALBO, donde somos recibidos y muy bien atendidos por los de la Ultra Morada, hinchada del Saprissa, quienes nos hicieron sentir como si estuviéramos en casa. Con ellos se compartieron muchas ideas y aprendimos varias cosas tomando en cuenta de que ellos ya tenian una mejor organización como barra brava.

A las pocas semanas de ese viaje se ponen en practica varias de las nuevas ideas y todo lo provechoso que pudimos sacar del viaje.
En el año 2002 la barra empieza una nueva etapa. Empiezan a sobresalir grupos o núcleos de gran importancia para la barra. La colonia San Miguel fue la cuna de la hinchada desde sus inicios, y luego empiezan a surgir las zonas de Santa Fe y Buenos Aires. Gracias a estos grupos que tenían un buen número de integrantes la organización cambia dentro de la barra y se decide organizarse por zonas de la ciudad, o peñas, siendo también nosotros los precursores en esta forma de organización en el país. Con esta nueva distribución, solo fue cuestión de tiempo para poder ver el cambio y la fuerza que tomo la ULTRA FIEL. En el 2002 se forman las peñas de SAN MIGUEL, SANTA FE, BUENOS AIRES, LOS REDON2, y BLASFEMOS que con mucho sentimiento elaboran sus trapos. En los viajes se empieza a ver mas hinchas, en la cancha se empieza a expandir el territorio de la banda. En ese mismo año se hace el lanzamiento del disco con cantos y esto también le da fuerza a la banda.

En el 2003 la etapa de crecimiento sigue y se forman los ULTRAS SUR, LA TROPA DEL B2, PSICOPATAS, ALBOROTOS, y la peña de mujeres conocida como las VAMPIRAS, seguidos por LOS VIKINGOS todos trabajando incondicionalmente y unidos con un mismo propósito de copar todo un estadio y que todas las generaciones venideras tengan una nueva cultura llamada ULTRA FIEL.

Busca

Tags

  • historia
  • La Ultra Fiel
  • Club Deportivo Olimpia
  • barra brava
  • barras bravas
  • hinchada
  • hinchas
  • afición
  • torcida
  • torcida organizada
  • supporters
  • ultras
  • fans
  • claque de apoio
  • fútbol
  • futebol
  • foot-ball
  • calcio