Historia - Los Lilas - Club Deportes Concepción

Loja Barra Brava - Hinchadas de Fúbol Camiseta Barra Brava - Hinchadas de Fúbol Ranking oficial barra brava hinchadas de fútbol Ranking de hinchadas

Historia de la barra brava Los Lilas y hinchada del club de fútbol Club Deportes Concepción de Chile

Desde sus primeros años, Deportes Concepción se caracterizó por tener una hinchada que con gritos, canciones y mucho entusiasmo, alentaba al León de Collao, convirtiendo las posibles derrotas en clamorosos triunfos que llenaron de alegría a todo el pueblo Lila.

Muy conocida fue la Barra Brava Oficial con sus Filiales; entre las más destacadas estaban Castellón, Hualpencillo, Nonguén, El Buen Pastor, Chillancito, Universitaria, San Pedro y Barrio Norte, las que hacían grandes esfuerzos para acompañar al Club a todos lados y principales forjadoras del legendario grito “¡Fuerza Garra y Corazón, Deportes Concepción!”.

Imposible de olvidar es también la Barra Brava Oficial Orlando "Condorito" Toledo, que al ritmo del “¡Dale León!” junto a otras tradicionales canciones, se mantiene aún en la mente de los hinchas más antiguos. ellos todavía recuerdan con orgullo la forma en que el gran Barrista, Orlando Toledo, entregó la vida apoyando al Conce. Después de su fallecimiento en 1983, fue homenajeado llevando su nombre en el lienzo oficial por más de una década. por esto, y aunque pasen los años, seguirá también el fervor de los barristas de aquellos tiempos.

Corrían los años 80, y el nombre de “Barra Oficial” predominaba en las hinchadas de casi todos los clubes del fútbol Chileno. Al término de aquella década, empezó a surgir una etapa de grandes cambios en el ambiente barrístico a nivel nacional. Es así como aparecieron las divisiones en diferentes barras bravas debido a la búsqueda de otros horizontes: nuevos nombres identificatorios, brotes más seguidos de violencia, se divisan algunas inclinaciones políticas y gran relación con el rock, todo ésto con bastante influencia de barras bravas extranjeras.

Era enero de 1989 y se jugaba la última fecha del torneo del 88. En el entorno de la Barra Brava Oficial “Orlando Toledo” comenzaba a circular la idea de formar una Barra Juvenil. Esto, originado por algunas diferencias y por buscar una manera más liberal de alentar al León, pensamiento apoyado principalmente por un grupo de Barristas, en su mayoría de sectores populares que apenas bordeaban los 15 años. Pasaron un par de meses y, mientras se jugaba la copa digeder de 1989, se empezó a correr la voz. Luego de algunas reuniones, se debutó en el tablón como “Barra Juvenil” el jueves 25 de mayo para el Clásico Penquista, y la ubicación fue en el sector sur arriba del túnel local.

Pasaron entonces los meses y el nombre que identificaría en adelante a la barra brava sería “LOS LILAS”, relacionado directamente con las raíces del Conce y, como dice en una parte del primer himno que surgió de la hinchada en los inicios de la Institución, “haz de recordar, Lila es el color, del Club Deportes Concepción”.

Los primeros años fueron de conocimiento y también de influencias. Hubo cambios en la ubicación de la barra brava y existía escasa relación con los dirigentes del Club Deportes Concepción. Si no se llenaba un bus para viajar, se aventuraba para llegar a los otros estadios.

Se formaron algunas leyendas, surgieron rayados por las calles, constantes peleas contra rivales, aparecieron más lienzos y algunos que identificaban a grupos como era la “Anarkía Lila”.

Las campañas del Conce por aquellos años eran de altos y bajos, hasta que en el ’91, el León logra llegar por primera vez a la copa libertadores de américa. Los Lilas, ubicados por ese entonces tras el arco norte, fueron parte importante de la fiesta que hubo en Collao y en casi toda la zona Penquista, donde los partidos  internacionales se jugaron con un promedio de más de 20 mil hinchas por encuentro.

Luego, se notaron algunos rasgos de desorganización, que de apoco afectaron la presencia normal de Los Lilas como barra brava en varios partidos. Esto comenzó a mejorar al ver que el Conce, descendía el ’93 a la segunda división, donde el aliento a los Leones pasó a ser un compromiso: volver a primera. así se integran varios barristas nuevos, y los cánticos de Los Lilas se trasladan a los “potreros”.

Al año siguiente, comienza el camino del retorno. se volvía al sector sur, ahora detrás del arco, viéndose un apoyo más activo de la dirigencia del Club hacia Los Lilas. la hinchada reaccionó y acompañó al Conce a todos lados, haciéndolo en caravana para los partidos definitorios. El León ruge fuerte y es Campeón de segunda división. llega la ansiada vuelta olímpica, que no había podido celebrar aquella generación de barristas.

Deportes Concepción volvía a primera, haciendo campañas regulares. Los Lilas se mantuvieron en el lado sur, donde la cosa nuevamente, por momentos, no anduvo bien. Hubo partidos en que se vio a Los Lilas no alcanzar la decena de Barristas, pero el aguante seguía presente. por aquella época, dentro de la barra brava estaba también el grupo “Los Marginados”, con su respectivo lienzo.

De los viajes más habituales, al sur y zona central, aumentaban las expediciones al norte, y se inicia una relación más estrecha con los Leones. así, se llega a fines del ’97, cuando el Conce se salva de bajar a segunda división en el último partido, donde la hinchada unida volvió a responder en cantidad y aliento.

Posteriormente, se comienza el año con una reorganización en la barra brava. Hay una mayor relación entre la dirigencia del Club Deportes Concepción y Los Lilas, se incorpora el carnet Socio-Barra, se nota un aumento de Barristas y se escuchan más cánticos. durante el mismo año se decide regresar arriba del túnel local, consolidando así la ubicación de Los Lilas. luego, el inconveniente sería con dirigentes Lilas, se les hace notar de diversas formas el desacuerdo por ciertos cambios en la imagen de la Institución: el ¡Puro Conce! empieza a sonar con fuerza.

En 1999, Deportes Concepción participa en la copa conmebol y el aliento de Los Lilas viaja hasta Córdoba, Argentina. el siguiente año se cierra con una sufrida y emocionante clasificación de los Leones en Talca, volviendo el 2001 nuevamente a la copa libertadores de américa, donde el destino de los barristas sería Buenos Aires, argentina, pasando directamente hasta Cochabamba, Bolivia. fueron viajes de mucho esfuerzo y aventura.

Tiempo después el Club Deportes Concepción tiene serios problemas económicos que afectarían en lo futbolístico, arrastrando al Conce nuevamente a Segunda División. En medio de esta campaña y junto al sentimiento Rebeleón, se celebraron los 13 años de Los Lilas con la producción de un CD, reflejando de esta forma gran parte del tiempo vivido en el tablón.

El nuevo ascenso a primera A se logra el 2004 en rancagua, donde el aguante de Los Lilas hizo sentir de locales a los Leones para lograr el subcampeonato en una calurosa tarde. pero el siguiente año se cierra con polémicas, manifestaciones y marchas en el centro Penquista, debido a la suspensión impuesta por la anfp, de no poder rugir en primera el 2006 a causa de deudas y malas administraciones. sólo se participa en calidad de invitado en tercera división, donde se acompañó al Conce en todas partes incluyendo varias canchas amateur, revalidando el Verdadero Aguante junto a una parte de la hinchada. durante esta campaña, surgen con fuerza las Legiones y se comienza a consolidar el número ‘3’ entre Los Lilas.

Luego de cumplir los 18 años, se comienzan una serie de reuniones internas enfocadas principalmente en madurar temas históricos y ejes Barrísticos-Club. Luego, ésto deriva en el nombre de “Formateo”, el cual se cerraría a fines del 2008. también aparecen nuevamente las protestas en el centro Penquista, ahora a través de una gran macha popular, principalmente contra la nefasta administración del Club relacionada con supuestos inversionistas alemanes. los errores fueron grandes y muchos, lo cual da paso a una nueva suspensión, privando al Conce del torneo clausura. el aguante de Los Lilas en estos meses sólo pudo escucharse en partidos amistosos.

Seguidamente, en los Barristas se notan momentos de desánimo, desgaste y poco apoyo en la Concelebración de los 20 años, principalmente por los graves, variados y constantes problemas en torno al León.

La presente temporada comenzaba a reactivarse, cuando se produce un receso debido al terremoto y tsunami que afectó principalmente a la Región del Biobío. Esto nos reafirma en sentirnos parte de un gran Epicentro de pasión indestructible, sigamos avanzando con fuerza. Es la vida de color Lila, que ha contagiado a estos innumerables Barristas, con esfuerzo, penas y alegrías, entre desaciertos y peleas, con sol o con lluvia, en las derrotas y los triunfos, a veces con pocos hinchas, en momentos incomprendidos y marginados, en las buenas y en las malas, pero por encima de cualquier problema o diferencia, ha estado el aliento al León. Es el canto por Deportes Concepción que nunca ha callado y jamás callará, con el tiempo ha traspasado generaciones de Barristas, que han sido parte del sentimiento, identidad, bravura y el aguante con Fuerza Garra y Corazón de la Barra LOS LILAS.

Legiones

La primera relación con el nombre Legión se remonta al año 93, donde en Los Lilas la organización andaba más o menos, incluso llegó a surgir el rumor que saldría otra barra brava, entre esto brotó el nombre de “Legión Morada”, y sería eso, sólo un nombre más entorno de los hinchas del Conce, también hubo algunos rayados relativos que aparecieron por esos años.

Luego, principalmente en la segunda mitad de los ‘90 estuvo participando el Barrista conocido como el “Legión”, que estuvo de forma activa hasta comienzos de la siguiente década.

En la campaña del 2004, estaba un grupo de Lilas de diferentes sectores de santiasko que llevaban ya varios años alentando al Conce, y nació la idea de representarse también en el tablón con un lienzo, el nombre sería “LEgiON, Morados en santiago”.

Luego, seguían tomando fuerza grupos de Barritas Lilas con diferentes nombres, es aquí donde se les empieza a identificar como LEgiONES, el 2006 se consolidan, incluso llevando dicho nombre la Copa del Campeonato Los Lilas afines de ese año.

Aquí, las Legiones que en los últimos años han contribuido a madurar el Verdadero Aguante sobre el tablón. varias aún siguen activas en el apoyo, incluyendo a Lilaspiantes que no aparecen en imágenes. Otras, como Collao, Lilachos, San Francisco, los Reyes Del Tablón, Boca Sur, Leonguen y Perlalila, se encuentran actualmente descordinadas o semi activas.

Busca

Tags

  • historia
  • Los Lilas
  • Club Deportes Concepción
  • barra brava
  • barras bravas
  • hinchada
  • hinchas
  • afición
  • torcida
  • torcida organizada
  • supporters
  • ultras
  • fans
  • claque de apoio
  • fútbol
  • futebol
  • foot-ball
  • calcio